LOS TRES HONGOS ORIENTALES CON PROPIEDADES MEDICINALES: EL HONGO REISHI (EL HONGO DE LA INMORTALIDAD O DE LA ETERNA JUVENTUD), EL SHIITAKE Y EL MAITAKE

Desde tiempos inmemorables llevan usando este tipo de hongos en la medicina tradicional de Oriente para prevenir y tratar enfermedades, además de una extensa variedad de plantas y extractos de hongos con fines terapéuticos.

En este sentido, son de resaltar estos tres hongos: el shiitake (Lentinulaedodes), el maitake (Grifola frondosa) o el reishi (Ganodermalucidum),  cuya importancia no sólo radica en su gran valor nutricional sino que además, contienen enzimas y principios activos como los polisacáridos que tienen efectos anticancerígenos e interviene en la activación o regulación de las reacciones inmunitarias sin hiperactivar el sistema inmunológico y controla los niveles infecciosos en procesos inflamatorios.
Por otro lado, estos hongos orientales contienen oligoelementos, vitamina C, ergosterol (precursor de la vitamina D, con acción antiviral y antitumoral), provitamina A y grupo B, especialmente niacina y riboflavina y aportan al organismo gran diversidad mineral: hierro, fósforo, selenio, potasio, zinc, manganeso, cobre o germanio (importante en la prevención del cáncer).

SHIITAKE

shitake

Foto de https://www.flickr.com/photos/alliumherbal/

Nombre científico: Lentinula edodes.

En la Medicina Tradicional China se ingiere como un remedio para las enfermedades respiratorias superiores, mala circulación, problemas hepáticos, agotamiento y debilidad además de alimento que potencia el jing-Qi, la energía vital y el sistema Xie Qi de resistencia a patógenos externos. Además, se cree que previene el envejecimiento prematuro.
El instituto de Micoterapia Internacional:” Según las investigaciones científicas realizadas, para la aplicación de tratamientos micoterápicos debemos contar con una dosis efectiva y diaria en sangre —específica para cada hongo— de principios activos con actividad terapéutica probada.”

MAITAKE

maitake
Foto https://www.flickr.com/photos/plussed/245536720/sizes/l

Nombre científico: Grifola frondosa.
Popularmente es conocido como «hongo danzante», nombre que deriva del hecho de que —puesto que se trataba de unos de los hongos más valiosos de la época— el que lo encontraba bailaba de alegría.
La mayoría de las referencias hacen hincapié en el efecto antitumoral del extracto del cuerpo fructífero o del micelio de Grifola frondosa, el grofolán, es un polisacárido que estimula el sistema inmunológico.
También se afirma que es un compuesto rico en enzimas, aminoácidos esenciales, lípidos y vitaminas e importante regulador metabólico.

REISHI

shitake
Foto de https://www.flickr.com/photos/wendellsmith/

Nombre científico: Ganoderma lucidum.
Reishi o Ganoderma lucidum es popularmente conocido como «hongo de la eterna juventud» u «hongo de la inmortalidad», utilizado en China desde varios siglos antes de Cristo.

Los constituyentes farmacológicamente activos más importantes de Ganoderma lucidum son los triterpenos y los polisacáridos. Los triterpenos por sus efectos hepatoprotector, anti-histamínico, hipocolesterolémico, inhibidor de agregación plaquetaria y como inhibidor del complemento.

En cuanto a los β-glucanos es importante destacar sus propiedades antitumorales, inmunomoduladoras, antimutagénicas y antioxidantes (Boh B. et al.).

Esteroles y sustancias tipo cortisona. Adenosina y guanosina con efecto antiagregante plaquetario, miorelajante (músculo esquelético) y sedativo del SNC.

Recomienda el Instituto de Micoterapia Internacional: “Estas altas dosis de moléculas bioactivas solo se consiguen empleando extractos estandarizados puros y libres de maltodextrinas y otros excipientes que puedan alterar los valores reales de los componentes activos.”

Foto de Nickodemo

Comentarios

comentarios

Be first to comment